ESTUDIANTISMO - MANGANISMO - ZUBELDISMO - BILARDISMO - SABELLISMO

.

.

Regalito pascual de un Pincha que perdona.




por Marble Arch

Otros dos puntos dilapidados. Quizás mortalmente dolorosos en la crucial culminación del torneo. Máxime cuando, sin hurgar demasiado en la memoria, Estudiantes mereció ganar la mayoría de los encuentros que empató.

El de hoy, frente un rival limitado, lo puso ante la chance de tomar envión en soledad. Pero el travesaño rebotando un disparo de Franco Jara, una definición alta de Carrillo en el mano a mano más claro, y la timidez de planteo por parte de Pellegrino, lo dejaron de nuevo con un sabor agridulce en la boca.

El bajo nivel del Canalla, que prácticamente no inquietó a Rulli a pesar del apoyo multitudinario de su gente, explica la mediocridad del torneo, pues el cuadro de Russo salió al campo ubicado a sólo 3 unidades de la cúspide: inconcebible. Sin embargo, el Tetra no leyó tantas carencias, pecó de tácticamente ordenadito, y no tuvo rebeldía en momentos claves ni brújula posicional para animarse a plasmar su superioridad. 

Y al Pincha le costó gestar juego, por las limitaciones propias de un errático Damonte, la evidente inferioridad física de la Brujita –hizo caminata-, y el cansancio generalizado. Arriba, Carrillo volvió a pivotear con acierto, aunque falló en la red. Y Franco Jara, además de ese zurdazo devuelto por el horizontal, sirvió al pibe de Magdalena para una opción notable desperdiciada por el 9. ¿El Patito? Ausente en la primera mitad, porque se dedicó a cuidar las escaladas de Ferrari en libreto ideado por el DT, creció durante un lapso del complemento y armó un par de apiladas fenomenales, propias de quien sería notable si le diera continuidad a esos chispazos de talento. 

Muy firme Schunke en la zaga, bien el Chavo, regular el chico Rosales… y complicado Jonathan Silva en el cierre del cotejo, donde por su banda quedó pagando en las contadas ocasiones insinuadas por el local. Rulli, que no padeció sofocones, pateó tres saques de arco a la platea. 

Cabe remarcar el gran partido de Leo Jara, ya un lugar común; muy confiado para anticipar de arriba, de abajo, para pasar al ataque, fue solidario, generoso, cumplió de carrilero y también de 5 al ser reemplazada la agotada Brujita por “Baruyo” Auzqui. Para Mariano González, un aceptable papel, y apenas poquitos minutos para el entusiasta Palote Olivera, merecedor a esta altura de algo más de tiempo.

Restan cinco fechas para un desenlace impredecible. Y el León timorato continúa prendido, a pesar de tantas posibilidades desaprovechadas. En Arroyito no lo perdía nunca, ni supo tampoco cómo triunfar.

Ahora se hablará de merecimientos, del desgaste causado por la acumulación de compromisos, o de diferentes cuestiones no menos ciertas. Huecas, por supuesto, en la óptica de un hipotético noqueador que no debe perdonar. 
Salutti

P u n t a j e s

Rulli: 5
Rosales: 5
Desábato: 6
Schunke: 7
Leo Jara: 7
Jonathan Silva: 5
Damonte: 3
Verón: 4
Patito: 5
Carrillo: 5
Franco Jara: 6

Auzqui: 5
Mariano González: 6
S


Gerónimo Rulli

Mauricio Rosales     Jonathan Schunke     Leandro Desábato    Jonathan Silva

Leonardo Jara     Israel Damonte   Juan S. Verón     Patricio Rodríguez

Franco Jara     Guido Carrillo


DT: Mauricio Pellegrino

Estadio: Gigant* de Arroyit*
Árbitro: Patrici* L*ustau (botón)
Hora: 17,10
.

Al Penal de Magdalena le faltó ferocidad






por Marble Arch


Un partido dramático en algunos lapsos. Tedioso en otros. Que se pudo ganar y perder. Con errores individuales tremendos en los veintidós protagonistas, causados por la envergadura de la parada y su nudo de nervios consecuente. Como si les pesara la posición en la tabla.

Con el restante habitante del rectángulo sumándose al desconcierto, para inventar el penal de Balanta desperdiciado por un dubitativo Carrillo, ignorar otro clarísimo de Maidana (creo) abajo del arco tras una guapeada del enorme Leo Jara por el wing derecho, y permitir la permanencia en la cancha de Gil Romero, amonestado temprano y con aparente permiso, esta tarde, para faulear.

Empezó algo mejor el gallina. Rulli sacó una por encima del travesaño, y enseguida, en un mano a mano, Cavenaghi se abatató para entregársela mansita al futuro arquero de la Selección. Estudiantes mordía, su rival también, Franco Jara insinuaba, Román estaba en una pierna por su tobillo maltrecho, y al León le faltaban ideas para transformar sus anticipos en juego asociado; claro, extrañaba a Correa, a la Brujita, al Patito, y Leo Jara se multiplicaba por todos los sectores para tratar de ponerse, junto con el despliegue de Gil Romero, el equipo al hombro. Hasta que llegó esa pena máxima caída del cielo, y asimismo regalada por el goleador al ejecutarla sin convicción.

En el complemento se agrandó la visita. Tocando con criterio, buscando por los costados, y Rulli salvó el 0-1 con una tapada monstruosa, abriendo el cuerpo cual arquero de handball para rechazar un disparo de Cavenaghi que iba al fondo; al rato el Torito tuvo otra, y su tiro pegó contra el poste en la parte exterior de la red. Mientras, a espaldas de todos, el Chavo se cansaba de cerrar.

Fueron 25’ de presión constante, con el albirrojo sorprendido, metido demasiado atrás; erróneo además en los pies del ingresado Luna, lento, previsible y lejos del nivel de la topada cuando lograba hacerse del balón. Pellegrino, hay pibes de las inferiores pidiendo pista.

De golpe, el Tetra despertó y una corrida de Jara tuvo el toque de zurda de Carrillo para reivindicarse, pero el palo se lo negó. Ahí los de Núñez comprendieron que podían quedarse sin nada, y Leo Jara llevó a sus compañeros adelante para una levantada visible, acorralando a los de Ramón e inclinando la cancha a punta de coraje.

Hubo picos de voltaje en esa subida de penal no cobrado, en un remate de aire del Platinado a un centro del mismo Leo, y en esa clarísima ya en tiempo de descuento, cuando Palote, de aire, de media vuelta, solito y casi en el área chica, la reventó en el cuerpo de Chichizola (a mi juicio, la lesión de Barovero beneficia a la Banda).

Y así dividieron los honores. Porque era un típico match que consagraba al que abriera la cuenta. Porque Rulli cumplió con su cuota providencial, aunque no Carrillo con la de artillero; y en ese tiro desde los doce pasos, el pibe de Magdalena falló la chance clave del encuentro, o tal vez de un campeonato.

Salutti
P u n t a j e s

Rulli: 8
Rosales: 5
Desábato: 7
Schunke: 6
Leo Jara: 8
Jonathan Silva: 5
Gil Romero: 5
Román: 5
Damonte: 5
Carrillo: 4
Franco Jara: 6

Luna: 2

S


Gerónimo Rulli

Mauricio Rosales     Jonathan Schunke     Leandro Desábato    Jonathan Silva

Leonardo Jara     Gastón Gil Romero    Israel Damonte     Román Martínez

Franco Jara     Guido Carrillo


DT: Mauricio Pellegrino

Estadio: Ciudad de La Plata
Árbitro: Germ*n Delfin* (botón)
Hora: 17,10
.

NO SE OLVIDEN...

NO SE OLVIDEN...

CORAZÓN PINCHA

CORAZÓN PINCHA
Gracias Marble por el dato!
)

L a F i e $ t a I n o l v i d a b l e ! ! !

L a  F i e $ t a  I n o l v i d a b l e ! ! !
Clic en la imagen para acceder al video!

Memoria y Balance Club Estudiantes de La Plata / Junio 2012

Plantamos bandera!

TIERRA DE CAMPEONES

Homenaje a Caloi

Homenaje a Caloi
Gracias Revista Animals! / clik en la imágen para ampliar.

Wallpaper por Estudiantes

Wallpaper por Estudiantes
Si les apetece, pueden descargarlo haciendo click y podrán verlo en mayor definición.

Entrevista Don Osvaldo Zubeldía