ESTUDIANTISMO - MANGANISMO - ZUBELDISMO - BILARDISMO - SABELLISMO

.

.

Estigma copero y un nueve de selección

Por Marble Arch


Otra hermosa noche de Copa. El debut soñado en la fase de grupos con un categórico 3 a 0 al temido Barcelona de Guayaquil. Y como frutilla del postre, el primer “hat trick” en la carrera de Guido Carrillo, ahora endiosado por todos, al punto de tildarlo de “jugador europeo” o de “delantero completo”, mientras apuestan cuánto le queda en La Plata; son los mismos que no le ponían más de 5 ó 6 cuando el autor de esta crónica lo ensalzaba contra viento y marea, escribiendo más de un año y medio atrás eso que ahora es caramelo Sugus. Por eso lagrimeé cuando la ovación de la tribuna, al ser reemplazado, llevó implícita la inequívoca retribución a un ídolo.

El pibe de Magdalena avisaba temprano, con un frentazo de anticipo apenas ancho; al ratito atropelló para aprovechar el rebote del arquero a un bombazo de Damonte, y la mandó a guardar. De ahí a los 80’, con pequeños lapsos de tenencia visitante en los 15” iniciales del complemento, un concierto futbolístico del León. Dueño y señor de la pelota, contundente, confiado, solidario. Esos ochenta no son caprichosos; explican la sensación de haberle sobrado, al partido, los diez últimos minutos.

¿Por qué goleó Estudiantes? Porque Hilario respondió al ser requerido. Porque Aguirregaray fue de menos a más para terminar redondeando una elogiosa tarea; porque ni Schunke ni el Chavo mostraron complicaciones; porque Álvaro Pereyra continúa mejorando su rinde, no obstante cierto apuro con algunos pelotazos paralelos a la raya; porque Auzqui es Auzqui pero le da intensidad a su desorden, y en el tercer gol además de Auzqui fue Sosa, Sócrates y Trobbiani; porque el colorado Gil se comió la cancha, jugando y haciendo jugar; porque el platinado la ofició de ladero ideal para el ex Olimpo, con entrega e inteligencia; porque Sánchez Miño tiene la pierna derecha sólo para caminar y una zurda exquisita de la que acaso surja un centro exacto para el cabezazo letal del 2 a 0; porque Pocho Cerutti encaró siempre y no pudieron pararlo casi nunca, en otro partidazo; porque los tres suplentes –Rosales, Barbona y Román- entraron muy bien.

Y sí. Porque a su casaca número 9 la lleva un pibe surgido de las inferiores, hincha del club, e indiscutible crack de selección, enunciado harto elocuente ya durante la temporada pasada, sobremanera en esos dos encuentros de cuchillo y revólver contra River Plate que al millonario le terminarían costando el título local.

Párrafo aparte para la arquitectura del 3 a 0. Gil –creo- cede atrás para Schunke, éste levanta el bocho y la tira rasante para Auzqui, parado en posición de 8 adelantado; Auzqui amaga y la deja pasar, cayéndole mansita a Carrillo, que la habilita limpia y de rastrón para la subida de Rosales por la banda derecha; el lateral eleva la vista y manda el centro al primer palo, a donde picaba Auzqui, quien cortina y abre las piernas para que Guido, debajo del arco, la empuje a la red. Una obra de arte.

“El domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar”, gritaba la gente en el final. Y en la adrenalina del fervor generalizado uno se prende a la piñata, aunque ya saliendo, y analizándolo más en frío, me trajo a colación aquella desazón por el milagroso 3 a 3 de Gimnasia contra Rafaela en los días previos a la vuelta olímpica en el Mineirao.

Vale la pena diferenciar. También estar vivo, con los poros latentes, porque la camiseta rojiblanca exuda nítidas células de gala en cada honorífica parada por las mil y una noches del continente.
Salutti
Puntajes
Hilario: 7
Aguirregaray: 7
Schunke: 7
Desábato: 6
Álvaro Pereyra: 6
Auzqui: 7
Gil: 9
Damonte: 8
Sánchez Miño: 6
Cerutti: 8 
Carrillo: 10

Rosales: 7
Barbona: 6
Román: 6

Que tres puntos no maten las ideas

Por Marble Arch



Por cómo venía la mano, valiosísima victoria del único campeón platense. Porque nunca había desequilibrado la intensidad táctica del aplicado Godoy Cruz, un huésped pegajoso de admirable disposición atlética.

Y allá por los 10’ del complemento, cuando la visita se pone en ventaja luego de una pérdida infantil de Sánchez Miño –tonta al margen de la presunta infracción-, de la corrida solitaria de Leandro Fernández para marear a la extraviada zaga central y de un disparo rasante que contó con cierta complicidad de Hilario, el panorama era grisado… tirando a negruzco.

En la primera parte, sólo una diagonal de Barbona y el bombazo a media altura conjurado por Moyano junto al poste derecho; y esa de Cerutti, exigido, a rastrón, también rechazada con esfuerzo por el 1 tombero. Nada más. Muy flojo Sánchez Miño, pecosos de lateralización el platinado Damonte y el colorado Gil, intermitente Barbona, absorbido Carrillo e inofensivo Cerutti. Entonces, más allá de los intentos de Rosales y Pereyra por las bandas –el uruguayo continúa levantando a ojos vista-, al equipo se lo notaba incómodo en el partido. Mérito, por supuesto, de un rival preocupado por maniatarlo, aunque tibiecito en la posesión pues su toqueteo estéril se diluía en las cercanías del área pincha.

La apertura del marcador despertó viejos fantasmas. Pero Gil se puso a sus compañeros al hombro, Pereyra empujó una y otra vez por su carril, Cerutti empezó a encarar con fe para adelante, y de una falta al Pocho, sobre la derecha, llega el envío envenando de Gil que se debía en un zaguero para besar el fondo de la red.

Luciano Acosta había reemplazado a Barbona –a mi juicio el cambio era por Miño-, al rato el Ruso Schunke entró por un desconocido Seba Domínguez, y la gravitación de Carrillo, prácticamente nula hasta ese momento, dio vuelta el score en dos acciones: pica como wing izquierdo, y con el revés, de sobrepique, se la sirve con elegancia a Cerutti, cuyo disparo es rebotado al costado por el arquero. El saque de manos realizado por Pereyra cae a la olla, el fullback agarra a Guido en el salto y el árbitro, de pésima tarea, cobra un penal imaginario que el pibe de Magdalena canjea por el 2 a 1 pese a ejecutarlo sin demasiada convicción.En ganancia, Estudiantes se serenó. El petiso Acosta deleitó a la platea con un par de pisadas clasudas, y en la mejor jugada de la tarde le cedió una habilitación perfecta a Rosales, quien en lugar de definir eligió a Sánchez Miño, libre de frente al arco para un franco zurdazo desviado de milagro por un portero que la encontró.

Y ese último verbo quizás sintetice el lauro del León. La encontró pronto, en el momento justo, donde no tuvo ni tiempo de acusar el cimbronazo de la conquista bodeguera.

No goleó, tampoco gusto. Sólo triunfó. Y para este humilde observador, el vaso lleno de puntos volvió a lucir medio vacío de contenidos.

Salutti


Puntajes
Hilario: 6
Rosales: 5
Seba Domínguez: 3
Desábato: 4
Álvaro Pereyra: 6
Sánchez Miño: 4
Gil: 7
Damonte: 6
Barbona: 5
Cerutti: 6 
Carrillo: 6


Acosta: 6
Schunke: 6


Nelson Vivas tendrá otro ciclo en Estudiantes


Llegó el día de la asunción para Nelson Vivas: en la mañana de hoy el ex defensor de la Selección Nacional tendrá su primer entrenamiento como DT del equipo de Reserva de Estudiantes.

Así, Vivas reemplazará en el cargo a Hermes Aldo Desio, que pasará a la coordinación de la divisiones juveniles junto con el Secretario Técnico Agustín Alayes. Será el segundo ciclo del técnico en la entidad, ya que fue ayudante de campo de Diego Simeone en el equipo campeón del Apertura 2006. Vivas será secundado por Leonardo Colombo.

El Día
.

Victoria de crédito

por Marble Arch

En el siempre difícil Viaducto, el Pincha debutó con el pie derecho gracias a una actuación de signo positivo a pesar del exiguo 1 a 0. Bastante sólido en todas sus líneas, ofreció performances individuales de fuste y además contó con el encaje deseado de las adquisiciones inéditas, porque Seba Domínguez edificó un murallón en la cueva y Sánchez Miño desplegó jerarquía cuando le tocó ingresar.

La figura resultó el equipo y hasta el uruguayo Pereyra levantó en grande, ya desde la actitud, incluso animándose de lejos con un zurdazo rasante desviado abajo por el arquero local. Y asentado en la inteligencia de David Barbona –tiene cosas de Enzo Pérez-, en el pivoteo constante de Carrillo y en un doble cinco inagotable de principio a fin, el León justificó su superioridad luego de una segunda jugada tras un corner desde la izquierda, el centro a media altura de Gil y el zurdazo goleador del platinado Damonte, de aire, poco ortodoxo pero efectivo para darle el efecto contrario en un sobrepique que hizo patito para colarse en el segundo poste.


El complemento mostró la personalidad de Estudiantes para buscar el arco de enfrente, y su entereza para repeler la escaladas de un Arsenal muy bien comandado por Pochi Chávez.


Y allí, al entrar Sánchez Miño por un inexpresivo Auzqui, hubo dos o tres combinaciones de jerarquía propiciadas por el ex Boca junto a Barbona y Carrillo, donde el albirrojo pudo haber ampliado el marcador.



Con la sustitución de Barbona por Gil Romero, Pellegrino bajó las persianas. Y al cierre del partido, la categoría de Domínguez, el oficio del Chavo, el repunte de Aguirregaray –jugó de menor a mayor- y el despertar de Pereyra sofocaron los reiterados intentos del rival, mientras Gil y Damonte no cesaban de morder, Guido se sacrificaba para rechazar en su área, e Hilario destilaba seguridad al ser requerido.

Podrá criticársele cierta anemia ofensiva, aunque el calor era sofocante y el desgaste fue intenso en un encuentro tan peleado centímetro a centímetro como netamente táctico. Entonces, si contabilizamos aquella de Carrillo apenitas ancha después de una cesión atrás de Cerutti, el zurdazo chanfleado de Sánchez Miño o esa del final que Matías Rosso metió contra el palo, a ello le sumamos los tres puntitos en el bolso, y también recordamos cuánto nos costaba esta cancha aun en el lustro de gloria, debemos sentarnos a la cena con una serena sonrisa en el rostro.



Salutti
Puntajes
Hilario: 7
Aguirregaray: 5
Seba Domínguez: 7
Desábato: 6
Álvaro Pereyra: 6
Auzqui: 4
Gil: 8
Damonte: 8
Barbona: 7
Cerutti: 6 
Carrillo: 7


Sánchez Miño: 7
Gil Romero: 6

NO SE OLVIDEN...

NO SE OLVIDEN...

Plantamos bandera!

Homenaje a Caloi

Homenaje a Caloi
Gracias Revista Animals! / clik en la imágen para ampliar.

Wallpaper por Estudiantes

Wallpaper por Estudiantes
Si les apetece, pueden descargarlo haciendo click y podrán verlo en mayor definición.

Entrevista Don Osvaldo Zubeldía